El sector del vino en España se enfrenta a nuevos retos para mantener la atracción de los consumidores en un país de tanta tradición vitivinícola. Y el enoturismo puede ser una de las claves que refuercen el interés de las generaciones más jóvenes en la cultura del vino. Según datos que se extraen de los estudios de la Asociación Española de Rutas de Vino (Acevin), en 2019 se ha registrado un crecimiento del 2% en el porcentaje de jóvenes entre 18 y 25 años que participan en actividades de enoturismo.

“Nuestros datos muestran que hay un público menor de 30 años interesado en el enoturismo, numerosas empresas ofrecen packs de experiencias en torno al mundo del vino que permiten que la población más jóven entre en este mundo de un modo más divertido que simplemente abriendo una botella en una comida familiar”, asegura Luis Lechuga, director de Turismodevino.com

Enoturismo
Fuente: Europa Press

Los productos de “kilómetro cero” y las experiencias biosostenibles también juegan a favor del enoturismo como llave para acercar a la población más jóven a la cultura del vino. El peculiar encanto de las zonas de producción vinícola, la filosofía de bodega y el fomento y colaboración con el desarrollo de la localidad contribuye también a las buenas perspectivas del enoturismo.


El sector del vino en España asume el estancamiento del consumo de los últimos años: “Estamos en un momento en que la gran mayoría de la población que más vino consumía ya no vive. Su desaparición gradual, unida a un cambio en los modos de vida son los que explican, en parte, la caída del consumo en las últimas décadas”, resume Luis Lechuga.

Pese a ello, España es líder mundial en ventas de vino, con 22,8 millones de hectolitros el pasado año, según el Observatorio Español de los mercados del Vino. A España le siguen Italia (21,4 millones), Francia (15,4 millones), Chile (9,8 millones) y Australia (8 millones).

Con todo, asociar el vino a los valores positivos que reporta esta bebida a las comunidades y a sus denominaciones de origen (sostenibilidad, apoyo social o aumento de la riqueza, entre otros aspectos) podría servir para impulsar un sector que puede seguir potenciando el enoturismo para lograr asentar entre las generaciones más jóvenes un interés por el vino y su cultura.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here