Casi un 50% más de inversiones con la vista puesta en superar los 5,6 millones de visitantes registrados en 2018-2019. Ese es el gran objetivo de las estaciones de esquí españolas que se muestran muy optimistas de cara a la apertura de la nueva temporada que está teniendo lugar en esta segunda mitad de noviembre en la mayor parte del país.

La Asociación Turística de Estaciones de Esquí y de Montaña (Atudem) que reúne a 35 estaciones de esquí españolas y una portuguesa, presentó este martes en Madrid la próxima temporada de invierno en la que confía superar las cifras del año anterior.

Estaciones de esquí españolas
Fuente: Europa Press

Pese a las condiciones adversas para la práctica de los deportes de invierno en los primeros meses de la temporada pasada, el número de visitantes de las estaciones de esquí españolas marcó el segundo mejor dato desde 2011. Para mantener esta buena línea, se han realizada cuantiosas inversiones: hasta 40 millones de euros destinados principalmente a remontes, máquinas pisapistas, nuevos edificios y servicios, así como a la producción de nieve.


«Confiamos en una temporada muy positiva teniendo en cuenta que la meteorología ha acompañado este año y la mayoría de las estaciones están abriendo ya sus puertas con una calidad de nieve excepcional», explicó el presidente de Atudem, Jesús Ibáñez, que auguró un buen futuro para el sector gracias al interés que está despertando en las nuevas generaciones.

En este sentido, el 28% de los visitantes en la pasada temporada era menor de edad. Según las estadísticas, España es, tras Italia, el país en el que más crece el número de esquiadores. Los datos mostrados por Atudem, así mismo, sirven para generar un perfil del usuario de las estaciones de esquí españolas: un ligero predominio masculino, con una edad comprendida entre los 35 y 45 años, procedente de un entorno urbano, que tiene un nivel intermedio y esquía con una frecuencia moderada.

En otro sentido, estas buenas perspectivas del sector lo convierten en un potente dinamizador de la economía. Así, en la temporada precedente las estaciones de esquí españolas emplearon a un total de 3.044 personas de forma directa. «Somos los principales luchadores contra la España vacía. Ayudamos a fijar gente en el territorio», incidió Jesús Ibáñez.

Desde Atudem se confía en que las grandes inversiones de esta temporada reviertan en accesibilidad, seguridad y mejoren la calidad de la oferta para lograr acercarse a las cifras anteriores a la crisis económica de principios de esta década.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here