Puede que Vigo no sea la primera ciudad a visitar en España, pero si ya conoces las principales, no tengas dudas de que se trata de un destino maravilloso, que guarda cientos de secretos suficientes, cada uno de ellos, para convencerte de volver cuanto antes.

Vista de la costa de Vigo
Vista de la costa de Vigo

Es, por esta razón, que en las siguientes líneas queremos mencionar algunos de los motivos para conocer Vigo, hasta 10 de ellos, de manera tal que, sin importar el tipo de turista que seas, descubras uno por el cual acercarte hasta allí inmediatamente.

Freetour

Antes de comenzar con los paseos predeterminados, por llamarlos de alguna forma, creemos que lo mejor que puedes hacer es tomarte un día completo para conocer Vigo por su propia cuenta, o bien sumándote al freetour local, una gran alternativa al autobús local.

Este servicio turístico municipal te permitirá conocer de cerca las avenidas, plazas y calles de Vigo; comenzando generalmente por la Porta do Sol, considerada el kilómetro 0 de la localidad, y llegando luego a muchos de los mejores sitios locales, como el casco vello y la estación marítima, entre otros espacios que dan lugar a maravillosas vistas.


Monte de O Castro

El segundo consejo a modo de trayecto que podemos darte es que pases por Monte de O Castro, que representa buena parte de la historia de Vigo, por ejemplo, gracias a la presencia de un yacimiento arqueológico con restos de los primeros asentamientos de la zona.

Por otro lado, las panorámicas desde la montaña son sencillamente impresionantes, y justifican la cuesta arriba que debemos realizar hasta llegar allí. Además, te recomendamos que, si vas con un poco de tiempo, también te detengas en la calle Alfonso XII.

Playas de Vigo

Vigo
Vigo

Muchos de los turistas que llegan a esta parte de España lo hacen sin muchos más objetivos que descubrir las playas de Vigo, y sobre todo los días soleados se trata de una actividad que congrega tanto a residentes locales como a viajeros del extranjero.

La playa de Samil es una de las más conocidas y concurridas, aunque si quieres una experiencia un poco diferente también tienes que pensar en los arenales de Bouzas.


En cualquier caso, las playas de O Vao, Argazada, Rodas (Islas Cíes), Figueiras (Islas Cíes), A Punta (Teis), Tombo do Gato, Os Muiños de Fortiñón, Canido y Fontaiña, han sido en todos los casos distinguidas por la calidad de sus aguas.

Bouzas

Si las playas de Bouzas son un atractivo turístico en sí mismo, algo similar podría decirse del pueblo que lleva hasta ellas, el cual ofrece un perfectamente conservado caso antiguo que es el contraste ideal para la bulliciosa Vigo.

Por mencionar algunos de los lugares que deberías visitar una vez que te encuentres allí, podemos detenernos en las mencionadas playas, como así también el puerto y el faro.


Museo del Mar

El mar un aspecto 100% vinculado a su historia
El mar un aspecto 100% vinculado a su historia

Sin alejarnos demasiado, nos encontramos con el Museo del Mar, ubicado sobre la playa de Bouzas, uno de los sitios fundamentales para entender mejor la relación de Galicia con las aguas que la bañan, a partir de la exploración, investigación y exposición de todo tipo de elementos que forman parte de la historia pesquera del lugar.

En el mismo espacio encontrarás el acuario local, que te permitirá conocer buena parte de las características de los ecosistemas de la ría.

Concatedral de Vigo

Si eres amante de los monumentos religiosos o culturales, debes saber que en Vigo no encontrarás una catedral a la vieja usanza, pero sí la concatedral de La Colegiata de Santa María de Vigo, la cual guarda un estilo neoclásico, aunque no tan florido como otras.

Con una fachada más bien modesta, se distingue de otras de su estilo porque, en este caso, el Reloj del Sol no está orientado hacia el sur como suele ser costumbre.


Gastronomía

Mención aparte merece la gastronomía local, teniendo en cuenta que prácticamente todas las preparaciones y platos típicos de esta región española son deliciosos, sin importar si su ingrediente principal es la carne o el pescado, ni tampoco los acompañamientos.

En primer lugar, tenemos que tener en cuenta que la calidad de pescados y mariscos que proporciona la ría es difícil de hallar en cualquier otra parte del mundo, y por eso como parte de un buen itinerario, deberías ir de tapas por la zona de A Pedra.

Más allá de eso, hay muchísimos bares y restaurantes con variados precios que sirven algunas de las deliciosas recetas locales, así que siempre que tengas oportunidad de probar nuevos platos durante tu visita a Vigo, conviene que lo hagas.

El legado de Julio Verne

Si te consideras un apasionado por la literatura, mientras tanto, Vigo es una ciudad ideal ya que te permitirá conocer las rutas de algunos grandes escritores contemporáneos como Domingo Villar, además de otros como Otero Pedrayo o Álvaro Cunqueiro.

Pero, para ser justos, debemos admitir que Julio Verne es el escritorio que ha llevado a Vigo consigo por todo el mundo, incluyendo a la ciudad en una de sus obras más famosas, 20 Mil Leguas de Viaje Submarino, en la cual decía que la ría escondía tesoros procedentes de la Batalla de Rande.

Islas Cíes

Islas Cíes
Islas Cíes

Formando parte del Parque Natural Illas Atlánticas, la mayoría de las personas que llegan a Vigo dedican uno de los días o al menos un rato por la tarde para conocer estas islas, como así también las playas de las rías Baixas.


Un buen dato al respecto es que si quieres visitar las islas Cíes durante los meses de verano, en Semana Santa y alguna otra fecha más de gran demanda, necesitarás de un permiso específico, que conviene que tramites lo antes posible.

Museo M.A.R.C.O.

Museo M.A.R.C.O.
Museo M.A.R.C.O.

Y, por último, pero no por eso menos interesante que todo lo anterior, tenemos el Museo de Arte Moderno de la Ciudad de Vigo, uno completamente diferente a todos los demás sitios temáticos que podrás encontrar dentro del territorio español.

Levantado a partir de una antigua cárcel y su palacio de justicia contiguo, de manera tal que la estética de piedra y encalados en blanco es poco habitual. Y no hace falta decir demasiado sobre sus hermosas exposiciones tanto permanentes como temporales.

¿Necesitas más motivos para acudir a Vigo?

Artículo anteriorDiez lugares imprescindibles de Oporto
Artículo siguienteQué ver en Sevilla
Escribir lo puede hacer prácticamente cualquiera, pero ponerle pasión y amor a las palabras es lo que diferencia a quienes solo juntan letras de "los otros" que transmitimos experiencias.  Viajar es sumergirse en otras culturas. Aprender que lo que siempre era negro ahora puede ser blanco. Que las diferencias siempre son más pequeñas que los puntos en común, y que es necesario viajar para crecer. Por suerte yo he crecido bastante, aunque nunca se es lo suficientemente grande si miras al horizonte. Espero que los escritos que publicaré en este espacio sirvan no solo como lectura, sino que aviven las ganas de conocer nuevos sitios y enriquecer con tus propias vivencias lo que puedas leer aquí. 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here