Oporto es la segunda ciudad más extensa de Portugal solo por detrás de Lisboa, su capital. Con más de 200.000 habitantes, se consagra como uno de los rincones más nostálgicos del país. Viajar a Oporto es pasear por un sinfín de cuestas, perderte por estrechas y empinadas callejuelas repletas de encanto y maravillarte ante edificios decorados con un sinfín de coloridos azulejos.

La ciudad de los puentes cuenta con una famosa tradición de vinos, más si nos trasladamos a la ciudad vecina de Vila Nova de Gaia, donde se encuentran las bodegas más conocidas. El centro histórico es fácil de recorrer en tan solo un fin de semana. No obstante, se ha convertido en uno de los destinos favoritos por muchos viajeros que desean conocer otros lugares en poco tiempo.

Existen un sinfín de cosas que hacer y visitar en Oporto. Sin embargo, si quieres hacer un plan exhaustivo para un par de días, aquí tienes diez lugares imprescindibles que debes visitar si te acercas a la ciudad del río Duero.

22. Catedral de Oporto

Catedral de Oporto, imagen de Santi Villamarín vía Flickr.com
Catedral de Oporto

La Catedral de Oporto, también conocida como la Sé, es uno de los edificios más antiguos de la ciudad, además del más importante en materia religiosa. Construida en el siglo XII, destaca por su planta y sobriedad sobre el resto de la ciudad.

Para visitarla, tendrás que ascender por empinadas cuestas y escaleras. Pero el tesoro que encontrarás al final del camino te aseguramos que merecerá la pena. En su interior, un bonito claustro te recibirá decorado con impresionantes azulejos realizados en el siglo XIV.

La catedral fue declarada como Monumento Nacional y se encuentra en el barrio de Batalha. En la plaza que encontrarás a sus pies, podrás hacer un descanso después del descenso y maravillarte con unas preciosas vistas de la ciudad, del río y de Vila Nova de Gaia. Uno de los miradores gratuitos más importantes que podemos encontrar en Oporto.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here