Son un obsequio de la naturaleza. Su belleza es en estado puro, atrayente a todos los sentidos del ser humano. De esos lugares en los que perderse del agotador ritmo del mundo. Y más en estos tiempos donde la pandemia obliga al turista a buscar remansos de paz en donde mantener las distancias de seguridad. Dos sugerencias, aprovechando el Día de Galicia, son las Islas Cíes y la Isla de Ons.  

Ambos enclaves cuentan con todos los elementos con los que cuenta un turista: naturaleza, belleza, tranquilidad y, este verano excepcional en mitad de noticias sobre contagios, mantener la distancia personal respecto a otras personas. Y esto es así porque el acceso a las Islas Cíes e Isla de Ons se encuentra restringido en pro de preservar un entorno natural de inigualable calado en el planeta.

De las Islas Cíes…

Islas Cíes
Islas Cíes

Las Islas Cíes constan de nueve playas, con su característica fina arena blanca y sus aguas cristalinas, inmersas en un paisaje natural propicio para el descanso. Una vez en este paraje, al que sólo se puede acceder a través de barco, se puede no sólo descansar en alguna de estas playas (Rodas, San Martiño, Bolos, Margaridas, entre otras muchas) sino en adentrarse en alguna de sus rutas (habilitadas para el turista) en las que pasear y descubrir algunas calas desconocidas.


La visita a las Islas Cíes (forman parte del Parque Nacional Marítimo-Terrestre de las Islas Atlánticas de Galicia desde 2002) no se circunscribe a la playa, sino también a observar toda la flora, fauna, dunas (bien protegidos al ser su supervivencia clave en el ecosistema) y acantilados en los que disfrutar de las vistas (Ruta del Faro y Ruta del Alto del Príncipe).

… a la Isla de Ons

Faro de la Isla de Ons

La visita a las Islas Cíes no es incompatible con visitar, otro día, eso sí, el enclave de las Islas Ons. Otro sitio en el que disfrutar de playas y una abundante riqueza natural. A este paraje (compuesto por cinco playas de fina arena y aguas igualmente cristalinas) también debe llegarse por barco y el acceso es asimismo restringido a un número determinado de turistas.

La sensación de descubrir nuevas sensaciones está más que asegurado, tanto visitando sus playas (Melide, As Dornas, Area dos Cans, Canexol y Pereiró) o dejándose llevar por la aventura de tus pisadas a través de las rutas de este Parque Natural. Senderos habilitados para descubrir enclaves como la cima del Burato do Inferno o los miradores de Fedorento y O Centolo.  

Tanto las Islas Cíes como la Isla de Ons son dos auténticos santuarios en los que la huella del ser humano no ha alterado la naturaleza de ambos ecosistemas. De hecho, en la Isla de Ons viven algunas personas cuya actividad está orientada a la sostenibilidad. El visitante sólo descubrirá algunas pequeñas construcciones, y los necesarios faros, en su recorrido.

La oferta se cierra con una degustación de las viandas más típicas y reconocidas de Galicia y de la opción de acampar durante unos días, y siempre bajo supervisión, en alguno de los sitios preparados para tal menester. Y este verano 2020 supone una oportunidad espléndida para adentrarse en dos de los tesoros con los que cuenta España: las Islas Cíes y la Isla de Ons.

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here