Los límites territoriales han sido, y son, un habitual motivo de conflicto a lo largo de la historia de la humanidad y una buena parte han generado disputas diplomáticas y guerras por doquier. También provocan que muchos humanos queden en medio de esa “bisagra” que canta Serrat entre un norte con miedo y un sur desesperado.

Sin embargo, como para equilibrar las cosas, también los hay tranquilos y perdidos entre bellos paisajes naturales o los que presentan detalles risueños y coloridos. Hoy te contamos algunos datos sobre las fronteras entre países más curiosas.

2La que al cruzarla te cambia de continente y de día

Islas Diomedes
Islas DiomedesFoto Wikipedia

En el estrecho de Bering, que es el límite entre EE.UU. (Alaska) y Rusia (Siberia), se encuentran las Islas Diomedes, dos pequeños peñascos rocosos separados entre sí por 3,7 kilómetros. Sin embargo, son muchos los datos curiosos que aportan al tema de las fronteras. Para empezar, corresponden una a cada país y son el punto más cercano entre ellos. T

anto es así que, en teoría, cuando el mar se congela, se puede ir caminando de un islote al otro, lo que es lo mismo que decir, en este caso, de EE.UU. a Rusia, o de continente a continente. Pero, como nada es perfecto, hay disposiciones que no permiten hacerlo. Y, por si todo esto fuera poco, en cada una de las Diomedes se vive en días distintos. Es que, entre ambas, pasa la línea internacional de cambio de fecha por lo que, pese a que resulte ilógico, hay una diferencia de casi 24 horas entre los dos lugares.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here