Cada sociedad tiene una serie de tradiciones y cumple con unos convencionalismos propios que pueden sorprender al viajero, sobre todo, cuando partimos hacia culturas milenarias que poco tienen que ver con nuestro entorno.

Así sucede en Oriente, en el que la fascinación que produce y el exotismo que caracteriza a los países orientales embelesan y asombra a los europeos. Para que no te cojan por sorpresa algunas de ellas, repasamos algunas costumbres japonesas muy extrañas que seguro que te ayudarán a conocer mejor aquellas tierras lejanas.

1Reverencias

Japonesas
Fuente: Pixabay/Hathawulf

Las muestras de respeto en Japón constituyen una de esas formas de comportamiento imprescindibles y que pueden sorprender a los viajeros españoles, procedentes de un país en el que la familiaridad y la expresividad es parte de su día a día.

De tal forma, las reverencias son el saludo habitual entre las personas y tienen sus propias reglas según a quién se le dedique. Así, es conveniente hacer una pequeña inclinación y, en el supuesto de que estemos disculpándonos, deberemos mantener la postura un poco más que si simplemente estuviéramos saludando.

Los japoneses distinguen principalmente entre tres tipos de reverencias: saludo (eshaku) inclinación (keirei) y la reverencia de respeto (saikeirei). A las personas de la misma categoría se las saluda con la reverencia más sencilla, con una inclinación de 15 grados. La inclinación de 30 grados se dedica a aquellos que están en una situación superior, como el jefe, mientras que el saikeirei se reserva para mostrar el máximo respeto y pedir perdón, con una inclinación de unos 45 grados.

Por último, entre familiares y amigos cercanos se utiliza una leve inclinación de cabeza de unos 5 grados. Como turista, puedes utilizar esta última, pero olvídate de rozarte con nadie que no sea de total y absoluta confianza, dar palmaditas en el hombro, tender la mano o plantar un par de besos en las mejillas.

4 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here