Uno de los efectos de la globalización es el intercambio de costumbres. Viajamos más y cada vez nos sorprendemos menos de los hábitos de los ciudadanos de otros países. Pese a ello, en España todavía resisten costumbres españolas que definen nuestro carácter y nos diferencian de los demás. Son esos hábitos, a menudo convertidos en tópicos, los que sorprenden a muchos turistas llegados a este país.

Aunque este verano será uno de los más excepcionales de nuestra historia reciente debido a la crisis sanitaria derivada de la pandemia de coronavirus, el sector turístico confía en que el impacto de la reducción de turistas extranjeros no sea tan profundo como se previó en un principio. Y así puedan seguir sorprendiéndose con estas costumbres tan nuestras.

2La siesta

Costumbres españolas sorprenden turistas
Fuente: Unsplash

La siesta es uno de los grandes inventos de España que ya tiene versiones en buena parte del mundo. Dormir después de comer no solo es un placer para muchos españoles, sino una obligación teniendo en cuenta la cantidad de alimento y probablemente bebida tomados a la hora de comer.

Después de un menú de tres platos, postre, café y media botella de vino, a ver quién es el guapo que sigue detrás del mostrador vendiendo chanclas. Pásese usted después de la siesta, gracias.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here