Granada es una de las ciudades más bonitas y visitadas de España, con la Alhambra como principal atractivo turístico, pero os aseguro que no el único.

Alhambra de Granada

Situada en Andalucía, uno de los aspectos más importantes a conocer a la hora de visitar Granada es cómo funciona el transporte público. Hay zonas, como el barrio del Albaicín o el Realejo, a las que no es recomendable acceder en coche porque las calles son muy estrechas, motivo por el que en muchas de ellas no se permite el tráfico rodado. Así el transporte público es el mejor modo de moverse por Granada y visitar todos los monumentos de la ciudad andaluza, siendo imprescindibles conocer:

Barrio del Albaicín
  • El barrio del Albaicín, el cual no es de extrañar que la UNESCO declarase Patrimonio Mundial de la Humanidad en 1994, pues sus callejuelas y casas típicas poseen una belleza y encanto sin igual y conservan desde hace más de mil años su carácter popular, íntimo y acogedor.
  • El conjunto de la Alhambra, la ciudadela árabe más espectacular del mundo y símbolo de Granada, es sin duda visita obligada.
  • La monumentalidad de la ciudad favorita de los Reyes Católicos se deja ver en edificios tan impresionantes como la Catedral, que marca un punto excelente para empezar un paseo por el corazón de la ciudad.
  • El Sacromonte es el barrio más distintivo de Granada, de fama mundial por sus viviendas en cueva y sus magníficas vistas, así como por ser considerado cuna del flamenco.
  • Si lo que quieres es tapear la zona próxima a la Plaza de Toros es el lugar ideal. Entre los monumentos que se pueden visitar en la zona destaca el barroco monasterio de la Cartuja.

Pero como decíamos moverse por la ciudad es complejo, y para ello os recomendamos que optéis por alguno de los transportes públicos que tenemos a nuestro alcance.


Autobús urbano

Autobús urbano en la ciudad de Granada

Granada puede presumir de tener una de las mejores redes de autobús urbano a nivel nacional. En la ciudad andaluza operan un total de 28 líneas de autobuses urbanos. Funcionan los siete días de la semana, desde las 6:00 de la mañana hasta las 12:00 de la noche, incluyendo domingos y festivos. 

Del centro a la Alhambra: para llegar desde el centro a la Alhambra, es muy sencillo con el autobús urbano. La línea C32 conecta la Plaza Isabel la Católica con la Alhambra en apenas 15 minutos. 

Del centro al Albaicín: una de las visitas imprescindibles en la capital granadina es el Albaicín. Desde el mirador de San Nicolás hay unas vistas realmente increíbles de la Alhambra, sobre todo al anochecer. Para llegar desde el centro, el autobús C32 te acerca hasta la Placeta del Abad. Desde allí en solo 10 minutos caminando llegarás al Albaicín. 

Además, hay un total de cuatro líneas que prestan servicio en zonas de la ciudad con calles estrechas y retorcidas por las que no pueden pasar los autobuses urbanos más grandes: C30 (Alhambra – Centro), C31 (Albaicín – Centro), C32 (Alhambra – Albaicín ) y C34 (Sacromonte – Centro).

Metro de Granada

Metro de Granada

El Metropolitano de Granada es un sistema de metro ligero que atraviesa la ciudad y la conecta con el área metropolitana. En el recorrido, hay algunos tramos en los que discurre sobre la superficie, mientras que hay otros en los que circula en vías soterradas. Tiene un total de 26 paradas y enlaza la capital granadina con los municipios de Maracena, Armilla y Albolote. 

Autobús metropolitano

Si en tu visita a Granada quienes conocer algunos de los municipios del área metropolitana, el autobús metropolitano es la forma más sencilla y rápida de llegar hasta ellos. Hay más de 65 líneas regulares diurnas de autobús interurbano. 

Tren turístico de Granada

Tren Turístico de Granada. Foto: Granada City Tour

Si vienes a Granada como turista para conocer la ciudad, no puedes perderte el recorrido en el “Granada City Tour”, también conocido como el Tren de la Alhambra. Es un tren turístico híbrido que recorre las principales zonas de la ciudad: la Alhambra, el Albaicín, la Plaza Nueva…

El tren tiene techo panorámico en todos los vagones, de forma que podrás ir disfrutando de las vistas de Granada. Además, cuenta con sistema de audio y pantallas que ofrecen información sobre los diferentes puntos del recorrido. 

Y el taxi siempre es una opción…

Y como sabemos que siempre puede darse la circunstancia que ninguna de las opciones anteriores nos encaje, o simplemente queremos volver a nuestro hotel de la forma más cómoda posible tras una jornada de turismo, siempre recomendamos el servicio de taxi, el cual en Granada goza de muy buena fama con una flota moderna y numerosa que cubre con todas las garantías la demanda existente.

¿Qué precio tiene el transporte?

Un billete sencillo de autobús cuesta 1,40 euros y el billete del autobús nocturno cuesta 1,50 euros.

Otra opción son los bonos recargables, el llamado Credibús, con tres modalidades para elegir: recarga de 5, 10 y 20 €. Son transferibles –con lo cual puede usarse por varias personas- y permiten hacer transbordos de forma gratuita en un periodo de 45 minutos. Cuando se adquiere el bono por primera vez hay que abonar una fianza de 2 € que se reintegra posteriormente al devolver la tarjeta.

También existe el Bono Turístico Granada Card que, además de facilitar la entrada a los principales monumentos, incluye un bono descuento para las líneas de autobús urbano y un billete de 24 horas para utilizar el Tren Turístico, es válido para cinco días y cuesta 40 € y para tres días su precio es 37 €.

Además la Granada Card incluye una entrada general diurna al conjunto monumental de la Alhambra y Generalife, siendo posible ampliar las “experiencias” dependiendo del modelo de Bono que adquiramos ya que cuenta con siete modalidades más la opción infantil para los niños y niñas de 2 a 11 años, ya que los menores de dos años tienen viajes y acceso gratis.


Vista panorámica de Granada

Sin duda lograr coordinar el transporte público en una ciudad con la orografía tan complicada como Granada es una misión difícil, pero durante muchos años han demostrado que es posible la movilidad sin abusar del coche en la ciudad de la Alhambra.

Artículo anteriorCómo funciona el transporte público en Copenhague
Artículo siguienteEl Museo Fournier de Naipes de Álava
Miguel Rodero
Escribir lo puede hacer prácticamente cualquiera, pero ponerle pasión y amor a las palabras es lo que diferencia a quienes solo juntan letras de "los otros" que transmitimos experiencias.  Viajar es sumergirse en otras culturas. Aprender que lo que siempre era negro ahora puede ser blanco. Que las diferencias siempre son más pequeñas que los puntos en común, y que es necesario viajar para crecer. Por suerte yo he crecido bastante, aunque nunca se es lo suficientemente grande si miras al horizonte. Espero que los escritos que publicaré en este espacio sirvan no solo como lectura, sino que aviven las ganas de conocer nuevos sitios y enriquecer con tus propias vivencias lo que puedas leer aquí. 

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here