Opulentos, señoriales y majestuosos, los palacios han servido de morada de reyes, aristócratas y mandatarios a lo largo de los siglos. Pero además han sido testigos de numerosos hechos históricos, muchos de ellos de gran trascendencia, anécdotas y leyendas, que inspiran relatos y despiertan el interés entre los viajeros.

Hoy estas suntuosas construcciones son objeto de interés turístico, por cuanto permiten adentrarse en los entresijos del poder, los excesos del lujo y, en definitiva, soñar. Visitamos los cinco palacios más bonitos del mundo.

3Kremlin, Moscú (Rusia)

Los palacios más bonitos del mundo
Fuente: Pixabay.

El intento de los zares por mostrar a Moscú grandiosa e indestructible ante el mundo la ha convertido en una embajadora de excepción de la megalomanía. Aquí, en la capital del país más grande del mundo, la mayoría de los edificios y construcciones son portentosas y rebosan inmensidad.

Y el máximo exponente de esta grandilocuencia es el Kremlin. Ubicado a un lado del río Moscova, entre robustas murallas y torreones, se presenta como un complejo de magnánimas dimensiones que guarda innumerables edificios, entre los que se incluyen catedrales ortodoxas y maravillosos palacios, todas ellas coronadas con las llamativas cúpulas doradas.

Tiene más de 700 habitaciones en las que el exceso decorativo manda, y conserva varios aposentos de los antiguos zares como la Cámara Dorada Zarina. Sin duda, una visita de lo más abrumadora para los sentidos.

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here