Opulentos, señoriales y majestuosos, los palacios han servido de morada de reyes, aristócratas y mandatarios a lo largo de los siglos. Pero además han sido testigos de numerosos hechos históricos, muchos de ellos de gran trascendencia, anécdotas y leyendas, que inspiran relatos y despiertan el interés entre los viajeros.

Hoy estas suntuosas construcciones son objeto de interés turístico, por cuanto permiten adentrarse en los entresijos del poder, los excesos del lujo y, en definitiva, soñar. Visitamos los cinco palacios más bonitos del mundo.

2Versalles, Versalles (Francia)

Palacio de Versalles
Fuente: Wikipedia.

Ubicado a pocos kilómetros de París, este emblema francés es uno de los más opulentos y excesivos de Europa, que bien merece un viaje y también esperar las largas colas que se forman para entrar.

Aunque se construyó durante el reinado de Luis XIII como pabellón de caza, fue su sucesor Luis XIV, al que conocemos como el Rey Sol, quien lo convirtió en el mejor símbolo de sus ideales, de la opulencia real y el absolutismo francés.

Y es que el conjunto ocupa 67 000 metros cuadrados y tiene 700 majestuosas habitaciones, entre las que destacan la Galería de los Espejos, que está decorada con 375 espejos, o los Grandes Aposentos. Sin olvidarnos de los enormes jardines, que tienen una extensión de 800 hectáreas y están cuidados con máximo esmero para el goce de la realeza.

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here