No hace falta escaparse a la otra punta del mundo para ver o inmortalizar paisajes extraordinarios, pues en la geografía española habitan rincones naturales inauditos, fascinantes y de enigmática belleza, que pintan de magia el lugar en el que se encuentran y cuya contemplación es todo un regalo para los sentidos.

Forman parte de la España más desconocida, pues muchas veces no aparecen en las guías turísticas, perfilándose una maravillosa excusa para hacer las maletas y disfrutar de enclaves diferentes a los habituales. He aquí los cinco paisajes más insólitos de España.

2Charco de los Clicos, Lanzarote

Charco de los Clicos.
Fuente: Wikipedia.

Tras un pequeño paseo por la zona de los Hervideros, ubicada en la población de El Golfo, en interior del Parque Natural de los Volcanes, llegamos a esta laguna que parece sacada de Marte. ¿La razón? El intenso color verde que muestran sus aguas, que contrasta con el azul del Atlántico, el negro de la arena que cubre la playa que la custodia y el ocre, el negruzco y el rojizo del cráter volcánico que la resguardan, creando un marco paisajístico de lo más colorido y sugestivo que ha atrapado a muchos visitantes. Que se lo digan a Pedro Almodóvar, pues la eligió como escenario para rodar escenas de Los abrazos rotos.

Si os preguntáis la razón del insólito tono del agua de esta charca, deciros que es de origen natural, ya que se debe a la acción de las algas marinas de la especie Ruppia maritima que habitan en sus fondos y al elevado contenido de azufre de sus aguas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here