Los Pirineos hoy en día son una frontera de lo más accesible entre Francia y España. Son varias las carreteras que los atraviesan. En sus extremos por autopistas, pero por el corazón de la cordillera hay varios puertos y túneles que permiten cruzar al territorio galo fácilmente. Una estupenda opción para descubrir lugares muy interesantes.

Podríamos nombrar un sinfín de enclaves, ciudades o pueblos dignos de conocerse. Pero hemos acotado la distancia a menos de dos horas de carretera y hemos procurado seleccionar la mayor variedad posible, para que sean cuales sean tus gustos encuentres un buen destino que descubrir nada más cruzar las montañas pirenaicas.

2Toulouse

Ciudad del Espacio
Cité del Espace, Pixabay, Rauschenberger

Un poquito más lejos de los Pirineos está la ciudad de Toulouse. Una de las urbes francesas más fascinantes. Un buen destino para como mínimo un fin de semana, ya que hay mucho que disfrutar en las calles tolosanas. Para empezar su extraordinario patrimonio con joyas como la Basílica de Saint Sernin, el gran edificio del Capitole o el monasterio de los Agustinos.

No obstante, el gran encanto de Toulouse es callejear por su centro histórico hasta llegar a las orillas del majestuoso río Garona, cuyas riberas siempre están rebosantes de gente tomando algo o contemplando el panorama. Y quien viaje con niños a Toulouse, a las afueras les espera la Ciudad del Espacio, donde es fácil soñar con convertirse en astronauta.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here