Cimentados durante el Medievo para proteger las ciudades frente a los invasores y como símbolo de poder y estatus, los castillos custodian miles de historias y mucha, muchísima, historia. Lamentablemente, un buen número de los que poblaron la geografía mundial han desaparecido, pero muchos otros ha resistido invencibles al paso del tiempo e incluso algunos se ha restaurado y convertido en hoteles, permitiendo disfrutar de la experiencia única de dormir al resguardo de muros, torreones y almenas.

Conservan la magia de antaño, trasladándonos a tiempos pasados, pero disponen de los lujos y las comodidades de hoy, permitiéndonos dormir a cuerpo de rey. He aquí cinco impresionantes castillos convertidos en hoteles que te darán la oportunidad de dormir un sueño real.

1Castillo del Buen Amor, Salamanca

Castillo del Buen Amor
Fuente: Wikipedia.

Ubicado en la localidad de Topas, en plena naturaleza y con vistas increíbles al maravilloso campo charro, se alza esta fortaleza de estilo renacentista. Sirvió de morada a huéspedes tan insignes como Fernando II de Aragón y los Reyes Católicos, y hoy es un increíble hotel que regala la posibilidad de disfrutar una estancia de otros tiempos.

El trazado y el diseño de las habitaciones, en las que toman el protagonismo la piedra arenisca de Villamayor y la sobriedad castellana, se han adaptado al fortaleza, ofrecen todas las comodidades modernas y destilan un ambiente de lo más especial. Además, dispone de un amplio catálogo de servicios, entre los que se incluyen un cena privada en el torreón. Completa tu experiencia paseando por el laberinto vegetal o degustando sabores charros en su restaurante.

2 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here