Increíble. Así podemos definir la remodelación de este mirador del Empire State Building de Nueva York. Después de 10 meses, ha abierto al público y el resultado ha sido incluso mejor del que todos esperaban.

Las vistas antes ya eran verdaderamente impresionantes, pero después de rehabilitar esta parte del edificio, aún lo son más. Tanto, que incluso las agencias de viajes ya lo publicitan como si fuera una actividad aparte.

El mirador se encuentra en el top deck o piso superior, concretamente en el piso 102. Las vistas, por lo tanto, podrán hacerse desde 381 metros de altura y con una perspectiva novedosa de 360 grados para no perder ni un detalle de la ciudad. Se dice que Nueva York merece la pena disfrutarla desde las alturas, y el icono de la ciudad no podía quedarse atrás en eso de brindar a los viajeros justo aquello que buscan cuando van de visita.


Una obra ambiciosa

Vistas desde el nuevo mirador - Foto de esbnyc.com
Vistas desde el nuevo mirador – Foto de esbnyc.com

Ambiciosa es la palabra para definir a esta reestructuración del nuevo mirador. La obra ha costado un total de nada más y nada menos que 165 millones de dólares, que se piensan amortizar en poco tiempo debido a la gran afluencia de turistas con la que cuenta el edificio cada día.

Realmente impresionados se quedan aquellos que ya han tenido la oportunidad de ver por si mismos la espectacular vista que brinda el ventanal. Las paredes que antes cubrían gran parte de la vista han sido reemplazadas en su totalidad por vidrios, lo que le confiere esa sensación de encontrarte sobrevolando Nueva York.

Además, también el conducto del elevador se realizó en cristal. Esto hizo posible que los visitantes pudieran disfrutar de las vistas a la ciudad antes incluso de la finalización de las obras y de poder comprobar con sus propios ojos lo espectacular del nuevo mirador.


Así se ha realizado

Vistas de Manhattan
Vistas de Manhattan

El proyecto, que tan solo ha tomado diez meses de tiempo para estar terminado, contó con dos fases para su desarrollo.

La primera de estas fases se centró en reducir las filas para construir entradas separadas. Una para los visitantes y otra para los empleados. También se ha abierto un museo nuevo en el primer piso del edificio para el disfrute de los turistas.

En el piso 80, otro nuevo mirador se está gestando. Este concluirá a finales de 2019. Junto con el observatorio de la planta 86, conocido popularmente como main deck o piso principal y que sale en diferentes películas gracias a que aquí el público puede salir al aire libre, permitirán hacer de esta una grata visita para todos aquellos que se acerquen al corazón de Nueva York para disfrutar de la espectacular ciudad desde las alturas.

Las remodelaciones del piso 102 comenzaron en enero de este año dentro de lo que se conoce como el “capullo” suspendido, una estructura de andamio circular, que es el más elevado de todo Nueva York. Su trabajo y diseño destacan, además de por las preciosas vistas de la ciudad, por su elegancia, pues se han mantenido varios elementos originales que le confieren ese rigor histórico del que presume la edificación.

El asombro de los visitantes

Observatorio de la planta 102 - Foto de Vistas desde el nuevo mirador - Foto de esbnyc.com
Observatorio de la planta 102 – Foto de Vistas desde el nuevo mirador – Foto de esbnyc.com

Desde el primer momento, los visitantes tienen ese sentimiento de asombro absoluto al adentrarse en un ascensor realizado por completo de cristal en la planta 86 del edificio. Este sube los 16 pisos que separan esta planta hasta la 102 a través de un renovado pozo de cristal.

Gracias a ello, el público podrá disfrutar de una perspectiva novedosa por ser la primera en hacerse en una ciudad como esta. Se verá el mástil de la torre así como las famosas luces. Conforme el elevador se acerca al destino, el visitante puede anticipar en un primer vistazo lo que le espera: unas vistas impresionantes que son la antesala a esos enormes ventanales con los que parece que sobrevuelas la ciudad.

Este observatorio se compone de 24 ventanales de cristal de 2,5 metros de altura. La planta 102 es de observación cerrada debido a su elevada altura a casi 400 metros sobre el suelo. Además, cuenta con una climatización especial y controlada según el tipo de clima para que cualquier época del año sea óptima para disfrutar de estas impresionantes vistas a 360 grados que ofrece.

Este es el precio para ver Nueva York a 360 grados

Empire State Building
Empire State Building

Aunque bien es cierto que podemos decir que ver la espectacular Nueva York desde esta perspectiva no tiene precio material, lo cierto es que hay una entrada que hay que pagar para poder acceder al nuevo mirador.


La entrada para acceder tanto a las plantas de observación 86 como a la nueva 102 es de 58 dólares. Si solo queremos acceder al mirador de la 86 la entrada es de 38 dólares. Sin embargo, existen otro tipo de entradas para disfrutar de una experiencia premium o aquellas incluidas en los City Pass o la New York Pass, donde se adquieren entradas para muchas otras atracciones.

Acercarse a Nueva York es una experiencia única y verlo de esta forma aún más, pues es la primera vez que se puede disfrutar desde una perspectiva tan completa y elevada. No en vano, las principales agencias de viajes y atracciones ya promocionan el nuevo mirador de la planta 102 como reclamo turístico para quien quiera acercarse al corazón de la ciudad y asombrarse ante sus exquisitas vistas.

Pinceladas sobre el Empire State

El Empire State Building tuvo el título como edificio más alto del mundo durante unos largos 40 años. Además, fue el primero en tener más de 100 plantas, por lo que siempre ha destacado por encima de los que llegaron más tarde.

En la actualidad, aunque ha perdido el título y ahora es el quinto más alto de la ciudad, lo cierto es que nadie puede arrebatarle su trono como el verdadero corazón de Nueva York. Un espacio donde tanto neoyorkinos como turistas se dan cita para disfrutar desde las alturas de la impresionante ciudad que nunca duerme.

Cuenta con cerca de cuatro millones de visitantes al año. Y ahora, estos podrán disfrutar de una nueva forma del rascacielos más famoso del mundo. Cine, series, literatura… El arte siempre se ha rendido a los pies del icono más famoso de la ciudad estadounidense.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here