Almagro, situado en la provincia de Ciudad Real y nombrado uno de Los Pueblos Más Bonitos de España, es una parada obligatoria en Castilla La Mancha ya que tiene un conjunto patrimonial muy importante.

En el año 1972 su Casco Antiguo fue declarado Conjunto Histórico-Artístico,  y no es para menos, ya que el Casco Histórico de Almagro es un auténtico museo al aire libre repleto de palacios y casas de estilo Barroco del que no podemos obviar que ¡Aquí se encuentra el corral de comedias mejor conservado de España!

¿Qué ver en Almagro?

Para conocer de primera mano Almagro, y las tradiciones de la localidad, lo mejor es olvidarse del plano y perderse en el entramado de callejuelas del casco histórico para disfrutar de la arquitectura típica. Las casas de madera se mezclan con las de piedra y ladrillo, ofreciendo al visitante un auténtico viaje en el tiempo trenzando diferentes culturas y formas de vida.


Plaza Mayor

Plaza Mayor de Almagro

La Plaza Mayor es el corazón de Almagro. Con el Ayuntamiento como edificio principal, llaman la atención los soportales que sustentan antiguas balconadas de madera pintadas de verde.

En la Plaza Mayor se encuentra el Corral de Comedias, una visita imprescindible en la localidad. Construido en el Siglo XVII, y declarado Monumento Histórico Artístico en el año 1955, es uno de los más importantes a nivel nacional y seguramente el que mejor se conserva de aquella época. Consiste en un patio interior con columnas de madera que sustentan dos galerías reservadas para los espectadores, con capacidad para 300 personas.

Una obra arquitectónica que actualmente siguen acogiendo representaciones sobre su curtido escenario de madera.


Corral de Comedias – Foto de Antonio Leyva

Convento de la Asunción de Calatrava

El Convento de la Asunción de Calatrava fue un antiguo hospital construido en el Siglo XVI. En el Siglo XIX pasó a ser un convento bajo la Orden de Calatrava. Porteriormente fue declarado Monumento Histórico Nacional preservando uno de los claustros más bonitos de la provincia de Ciudad Real.

Almacén de los Fúcares

Cerca de la Plaza Mayor se encuentra el Almacén de los Fúcares. Un impresionante edificio civil construido en el Siglo XVI por la familia Függer para servir como almacén de mercurio, un metal pesado que se extraía por aquel entonces de las cercanas minas de Almadén.

Palacio de los Fúcares – Foto de Jhuertas

El edificio esconde en su interior un bonito claustro de arcos de medio punto que se asientan sobre columnas de piedra. A lo largo de la historia el Almacén de los Fúcares ha servido como vivienda, escuela y fábrica de encajes, siendo en la actualidad un centro de formación.

Además desde el año 2000 el Patio de Fúcares es marco incomparable de las representaciones de Festival, un espacio al aire libre acogedor, perfecto para propuestas de pequeño formato, con un escenario multidisciplinar y una disposición preparada para albergar a 100 espectadores tal y como expone la Fundación Festival Internacional de Teatro Clásico de Almagro.

Turismo activo y “ecoturismo”

Las Tablas de Daimiel

La Mancha es un destino ideal para disfrutar a lo grande de su naturaleza acompañado de tus amigos o familia. Actividades de Turismo Activo y Aventura para todas las edades aprovechando sus magníficos espacios al aire libre en parajes paradisíacos como el entorno del Parque Nacional de Cabañeros y Los Montes de Toledo, Las Tablas de Daimiel o las Lagunas de Ruidera, a lo largo y ancho de la Reserva de la Biosfera de la Mancha Húmeda.

Como pueden imaginar actividades de la mano del llamado “Ecoturismo”, muy demandadas en la actualidad y altamente respetuosas con el medio ambiente.

Gastronomía en Almagro

Más allá de los atractivos históricos y culturales del municipio, la gastronomía de Almagro es exquisita con tres platos típicos como centro de esta lluvia de sensaciones para nuestros paladares.

Pisto manchego

En pisto manchego no solo es un plato tradicional de Ciudad Real, sino una seña de identidad de toda La Mancha. Se elabora con calabacines, cebolla, tomates, pimientos, ajo y huevo. Y por supuesto se toma acompañado de pan.


Cien por cien seña del municipio tenemos las Berenjenas de Almagro, un encurtido muy típico del pueblo que se sirve a modo de entrante y se preparan con berenjenas, pimientos, ajo, vinagre, pimentón y comino.

Más característico en el invierno, aunque no exclusivo de esa estación, podremos disfrutar del Tiznao. Consiste en bacalao en salazón acompañado de cebollas, ajos, pimientos rojos, patatas y pimentón.

Esperamos que con estas pinceladas, ya sea por su oferta cultural, deportiva o gastronómica, Almagro pase a estar en tu listado de ¡lugares para conocer!

Artículo anteriorEl Museo del Capricho de Madrid abrirá en 2020
Artículo siguienteLas rotondas más curiosas de España
Escribir lo puede hacer prácticamente cualquiera, pero ponerle pasión y amor a las palabras es lo que diferencia a quienes solo juntan letras de "los otros" que transmitimos experiencias.  Viajar es sumergirse en otras culturas. Aprender que lo que siempre era negro ahora puede ser blanco. Que las diferencias siempre son más pequeñas que los puntos en común, y que es necesario viajar para crecer. Por suerte yo he crecido bastante, aunque nunca se es lo suficientemente grande si miras al horizonte. Espero que los escritos que publicaré en este espacio sirvan no solo como lectura, sino que aviven las ganas de conocer nuevos sitios y enriquecer con tus propias vivencias lo que puedas leer aquí. 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here