Los jardines que rodean al Palacio de Versalles son posiblemente los más famosos del mundo. Con más de 800 hectáreas de superficie, su diseño del siglo XVII fue el más admirado y envidiado durante siglos por las monarquías de toda Europa y provocó una competida carrera para tratar de igualarlo o, al menos, para poder presumir de algo similar.

Grandes jardines comenzaron a florecer -nunca mejor dicho- por los principales países de la época y, como no podía ser de otra manera, nuestro país tampoco escapó a esta moda. Gracias a ello, aunque el clima local no ayuda demasiado a este tipo de jardines, hoy disfrutamos de estos cinco bellos ejemplos de jardines barrocos que podemos visitar en España.  

2Los jardines del Campo del Moro

Jardines del Campo del Moro
Jardines del Campo del Moro – Foto: Wikipedia

Escondido en el centro de Madrid, junto al Palacio Real y la estación de Príncipe Pío, encontramos los jardines del Campo del Moro, uno de los mejores secretos de la capital y otro ejemplo de jardín barroco inspirado en Versalles. Su creación inicial fue una petición de Felipe II aunque el diseño definitivo corresponde al reinado de Isabel II, ya a mediados del siglo XIX.

Nada más entrar ya podemos disfrutar de una espectacular vista del Palacio Real, que se levanta imponente al fondo de una gran avenida central presidida por dos hermosas fuentes y una serie de parterres. Si nos adentramos en los jardines, iremos encontrando un buen número de pequeños caminos que desembocan en una gran variedad de espacios de recreo, fuentes románticas, cascadas, un pequeño lago o curiosas construcciones como el Chalecito de la Reina, obra del arquitecto Repullés.

Dentro también se ubica el Museo de Carruajes, construido en la segunda mitad del siglo XX, que alberga una importante colección de carruajes y piezas que pertenecieron a la corona española. La entrada a los jardines es totalmente gratuita y abre todos los días de 10.00 a 18.00.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here