2020 fue un gran año para el turismo. Esta afirmación puede parecer osada por mi parte. Una broma de mal gusto si esta maldita crisis te ha afectado como a tantos otros profesionales de nuestro sufrido sector turístico. Y, sin embargo, es una sentencia a la que me he agarrado como única esperanza para tratar de buscar el lado bueno de este horrible año.

No porque la comparta en estos momentos. Mi ignorancia no resulta tan atrevida. Es más bien el deseo de un pensamiento futuro. Me gustaría que fuese la idea que podamos tener en unos años cuando pensemos en la crisis del coronavirus como un recuerdo ya lejano. En mi cabeza nos encontraremos entonces en FITUR 2025 y, en plena consolidación del sector turístico, algún gurú saldrá al escenario central, lanzará su presentación a la pantalla y afirmará categóricamente: “El 2020 fue el mejor año para el turismo”. Y los asistentes reflexionarán, asentirán con la cabeza y sonreirán pensando en todo el esfuerzo que dedicaron para superar esos duros momentos y en el trabajo bien hecho desde entonces.

Coronavirus
El año de la pandemia

Pero esto solo será posible si en los próximos años somos capaces de afrontar y superar una serie de retos que llevan tiempo entre nosotros pero que no resultaba urgente resolver en la época dorada del turismo. Se repite a menudo que crisis significa oportunidad en chino y, aunque esta traducción no sea del todo precisa, lleva implícita desde luego una lógica aplastante.


Es muy difícil pararse a buscar lo ineficiente o inventar nuevas fórmulas cuando todo marcha bien. Los seres humanos, y por tanto las empresas, solo nos paramos a reflexionar y buscar el cambio cuando algo sale mal o sufrimos una crisis. Y el cambio es precisamente lo que genera las oportunidades. Por tanto, sí. En la práctica las crisis generan oportunidades. Y esta es sin duda la mayor crisis de la joven historia de nuestro sector. Ojalá no hubiera hecho falta que fuera tan gigantesca pero una vez sufrida solo nos queda usarla para cambiar las cosas. Hay que aprovechar la mayor oportunidad que se nos ha presentado nunca.

Tres grandes retos para el futuro

El turismo en 2021
El turismo en 2021

Son evidentes algunos de los males endémicos que ha sufrido el sector en la última década. El emperador llevaba mucho tiempo caminando desnudo, con una pulsera de todo incluido, pero nadie quería oírlo. Porque, seamos justos, en este caso sí había mucha gente diciéndolo. Hoy no voy a detenerme demasiado en cada uno de estos problemas porque su complejidad exige una reflexión mucho más profunda y espero que podamos hacerlo de manera más detallada durante el 2021. Quiero limitarme a plantear los retos a superar y dejar algunas preguntas en el aire. 

El más obvio es el de reto de la sostenibilidad y la lucha contra el cambio climático. Un problema que no solo afecta al sector turístico, pero en donde su participación es activa y en el cual debería actuar como un agente que lidere el cambio. Las aerolíneas, los hoteles, los organismos responsables de turismo de los países … La apuesta por modelos sostenibles de todos estos actores tiene que ser sincera y no una simple acción de comunicación en la última página de un folleto. No será fácil desde luego. Implica el uso de energías más limpias, una reducción radical de los residuos y una preocupación máxima por la conservación de los recursos naturales. Y esto supondrá un incremento de los precios o una reducción de los márgenes de beneficio, con todo lo que ello conlleva.

Ligado en gran medida con lo anterior, está el tan comentado problema de la masificación en algunos destinos que ha llevado al límite a ciudades como Venecia, Lisboa o Barcelona y a destinos naturales como algunas islas tailandesas, por poner solo algunos ejemplos. Y esto ha sucedido porque en algún momento hemos perdido el foco. El turismo es un valor fundamental para los destinos siempre y cuando genere ingresos y ayude al propio destino y a la población local a mejorar y desarrollarse. En el momento que esto no sucede, cuando expulsa a la población local o cuando destruye el paisaje o el ecosistema que había precisamente atraído a esos turistas ¿de qué sirve? ¿Compensa ese turismo?

La solución no será tampoco sencilla. Aunque todo indica que, al menos durante un tiempo, los destinos menos concurridos serán de hecho los preferidos por unos viajeros aún asustados por la pandemia. Tal y como se comprobó con el crecimiento del turismo de interior este verano en nuestro país. Está por ver, no obstante, qué pasará cuando todo vuelva a una cierta normalidad y nada hace pensar que no se vuelvan a llenar las góndolas y La Rambla. ¿Debemos volver a un turismo más exclusivo y solo accesible a unos pocos?

Aeropuerto
Aeropuerto

A un nivel más puramente empresarial, es de esperar que los grandes ejecutivos se hayan replanteado el modelo de crecimiento sin control de las grandes compañías en los últimos años. Por muy profunda que esté resultando la crisis, resulta inconcebible que determinados gigantes del sector -y no daré nombres porque son la gran mayoría- se hayan visto abocados a la quiebra o hayan necesitado rescates con dinero público.

La constante presión por un crecimiento lo más rápido posible y la reducción de márgenes a niveles ridículos han generado gigantes con pies de barro sin ninguna liquidez a corto plazo y a los cuales una pequeña brisa puede llegar a tumbarles. Y, claro, esto no ha sido una brisa, ha sido un huracán detrás de otro. ¿Tiene sentido este modelo económico en una era que va a estar marcada por la incertidumbre?, ¿Quiénes sobrevivirán?, ¿se acabó el turismo low cost?

En definitiva, no nos queda otra. Hay que aprovechar esta enorme crisis para poner las bases de un turismo más sólido, más responsable y sostenible con nuestro planeta y con nuestras ciudades. Debemos encontrar rápido las respuestas a estos retos y afrontar los próximos años con una renovada esperanza en el futuro. El 2020 tiene que ser el punto de inflexión de este sector. Solo de esta manera, habrá valido para algo este año perdido.

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here